Formación

“Toda educación es auto-educación. Solo aquello que por mi trabajo se transforma en mí, sana, nutre y libera al niño”
Rudolf Steiner

Curso de Formación en Pedagogía Waldorf
Zona Costa Atlántica

La Pedagogía Waldorf constituye un gran aporte a la renovación pedagógica, avalada por una experiencia que cumple sus 100 años en 2019 y que, actualmente, se encuentra en muchos países de los cinco continentes.

En la Argentina la primer escuela Waldorf tiene más de 70 años y, desde entonces, ha visto un exponencial crecimiento. Numerosas personalidades del arte, la cultura y la vida política y social, así como antiguos alumnos de escuelas Waldorf y cientos de familias, avalan el trabajo de esta Pedagogía.

Esta surge en el marco del gran movimiento de Escuelas Nuevas de comienzo del siglo XX, concretamente en 1919, en Stuttgart (Alemania), creada por el filósofo Austríaco Rudolf Steiner.

Hasta el año 1933 se abrieron escuelas en los países de Europa central y de Gran Bretaña, pero las escuelas fueron cerradas por el Régimen Nacional Socialista Alemán y muchos maestros encarcelados. Después de 1945, este impulso pedagógico fue reiniciado, extendiéndose por más de 90 países.

Hoy, cuenta con más de 3.500 escuelas que utilizan esta metodología en todos los niveles de enseñanza:

  • Nivel Inicial, Primario, Secundario y Terciario.
  • Escuelas de educación especial. Instituciones para jóvenes y adultos. discapacitados, talleres ocupacionales, centros de promoción de empleo y casas de acogida y hogares tutelados. 
  • Centros de asistencia a jóvenes con dificultades (drogodependientes, inadaptación social, etc.).
  • Centros de Formación de Profesores en Metodología Waldorf.

Esta formación en Pedagogía Waldorf quieren aportar:

  • La formación contínua que el maestro necesita para que pueda recrear la didáctica adecuada a cada estudiante.
  • La formación para que pueda participar activamente en la dirección colegial de la institución a la que pertenezca o en tareas pedagógicas cotidianas.
  • La disposición para que pueda conllevar –junto con los padres- la gestión y administración de la escuela.
  • La capacitación para entrar en procesos de evaluación de su trabajo pedagógico, de la gestión docente y de la participación de las familias en los procesos de aprendizaje.

En su estructura fundacional, la pedagogía Waldorf contempla la creación de escuelas que sean impulsadas por la comunidad educativa (padres, maestros, niños, etc.), promoviendo la adaptación de cada institución educativa a la realidad económica dentro del contexto socio-político que les sea característico. Como consecuencia de esto, pueden encontrarse en todo el mundo escuelas Waldorf públicas, privadas, de gestión social, cooperativas, en zonas de alto riesgo social, etc.

Todos ellos llevan a cabo un ideal pedagógico que se fundamenta en tomar como base el respeto a cada individuo y el trabajo en equipo del claustro de maestros y profesores, así como la colaboración permanente entre la escuela y la familia. Además, muchas Escuelas Waldorf pertenecen a la Red de Escuelas Asociadas a la U.N.E.S.C.O. porque integran en sus proyectos educativos los ideales democráticos, la educación para la paz, el trabajo multicultural y la solidaridad entre escuelas de muy diversos países.

Su didáctica se basa en la creatividad del maestro, fundamentada en la investigación personal permanente del proceso evolutivo del niño. Los proyectos educativos y los programas de las escuelas Waldorf aplican su propia metodología característica de esta pedagogía pero también recogen los objetivos y contenidos indicados por los Ministerios de Educación de los diferentes países.

El objetivo máximo es el de respetar el proceso madurativo de cada alumno y equilibrar y fomentar sus capacidades intelectivas, su sensibilidad artística y su fuerza de voluntad para conseguir una formación que, cuando adulto, le permita responder a los desafíos de la vida y para que aporte nuevas ideas y proyectos a la sociedad futura.

En resumen, es una pedagogía que integra a todos los sectores de la comunidad escolar en nuevos procesos de aprendizaje.

  • Trabajo creativo y coordinado (Escuela-Casa) con los alumnos. Formación en la diagnosis y detección de dificultades en el aprendizaje para posibilitar los pertinentes refuerzos y apoyos educativos.
  • Formación permanente del profesorado: reuniones pedagógicas semanales, cursos, seminarios, grupos de trabajo, investigación por áreas.
  • Escuela activa de padres: Reuniones pedagógicas, grupos de trabajo y estudios, arte y talleres durante todo el año.

La Pedagogía Waldorf recoge la experiencia de muchos años de trabajo en países y zonas socio-culturales y económicas muy diversas; se trata entonces de una metodología activa y creativa que emana de las necesidades de cada niño a partir de una continua exploración del proceso madurativo de los estudiantes por parte de cada maestro y del claustro de docentes. Esta investigación en las fuerzas de desarrollo de cada niño es lo que despierta en el maestro las capacidades creativas que le ayudan a

producir nuevas estrategias de trabajo y una didáctica viva de acuerdo a las verdaderas necesidades de cada niño y de su clase en general.

Objetivos generales del curso de formación

  • Investigar las etapas evolutivas y estadios del desarrollo de las facultades del pensar, del sentir y de la voluntad de los niños.
  • Practicar regularmente diferentes artes en la búsqueda de la vivencia artística como parte del camino interior del maestro y de la didáctica de su enseñanza.
  • Contribuir a la formación de un nuevo concepto de Comunidad.
  • Formación contínua basada en el trabajo personal y en la autoeducación.
  • Desarrollar una forma de trabajo individual y grupal.
  • Promover la realización de trabajos de investigación, entrenamientos de observación, descripción y análisis en pos de fomentar la capacidad del adulto de desarrollar sus propias cualidades anímicas, para que pueda reconocer las particularidades individuales de cada niño y sus necesidades.
  • Trabajos Personales: los participantes deberán realizar y entregar como parte del curso trabajos individuales y grupales

El ejercicio de la Fraternidad: un compromiso económico consciente

La forma coherente con la Antroposofía en que se trabajará el aspecto económico es con total transparencia y ejercitando la fraternidad. Esto implica un compromiso en el trabajo autogestivo para generar recursos económicos en pos del sostenimiento del curso. Como consecuencia de esta decisión, no hay un monto definido que sea incluyente o excluyente, sino que cada participante realizará un aporte consciente y acorde con su situación económica individual. Si la suma de los aportes individuales no fuera suficiente para cubrir el gasto total, los participantes en conjunto deberán trabajar de manera autogestiva para solventar los costos que quedarán sin cubrir, contando con el apoyo de la coordinación si fuese necesario.

Contacto: antroposofiamdp@gmail.com

“Dad a la educación lo que os da el espíritu, de esa manera habréis liberado a la Humanidad del agobio que sobre ella pesa por el materialismo”
Rudolf Steiner

Cántaro Dorado ❤ Año 2020